Paraguay: Iglesia Católica exhorta al diálogo

La Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP) expresó su preocupación por "la situación de tensión, conflictos y conatos de violencia existentes en el Alto Paraná" respecto al problema de tierras que enfrenta a productores y carperos en el departamento.
 
En un comunicado, la CEP afirmó que el problema de la tierra y la necesidad de una reforma agraria tendiente al desarrollo rural son de antigua data en el Paraguay, y que hasta ahora no encontró "respuestas satisfactorias" de las instituciones responsables.
"Es necesario y urgente que los poderes públicos asuman su responsabilidad en ordenar el caos existente sobre la tenencia y la propiedad de la tierra en el país. Es imperativo la elaboración de un catastro nacional de tierras, que posibilitará la recuperación de las tierras malhabidas y mal adjudicadas, y la adecuada titulación de las propiedades", señala el pronunciamiento.
Consideró que el bien común es responsabilidad de todas las personas y de todos los actores sociales, pero sobre todo del Estado porque "el bien común es la razón de ser de la autoridad política".
Instó a las autoridades nacionales a realizar una "decidida acción" porque el conflicto por las tierras en la zona de Alto Paraná lo requiere. Además señaló que es "necesario y urgente que los poderes públicos asuman su responsabilidad en ordenar el caos".
Para la CEP, es necesaria una política de desarrollo rural integral, con apoyo técnico, crediticio, infraestructura, salud, educación, fuentes de trabajo e industriaización del agro "para posibilitar el arraigo de las familias rurales".

Los comentarios están cerrados.