«Si se hacen concesiones en áreas urbanas y agrícolas, sin haber consultado previamente a las personas, allí está la falla, no es falla de los obispos. Allí yo sí creo que se justifica un reclamo porque son derechos que corresponden a las personas», declaró el Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana (CEP), Monseñor Hugo Garaycoa, negando además que los sacerdotes del nororiente peruano estén detrás de protestas violentas contra la minera Majaz, en Piura, y dijo que las manifestaciones solo se provocarían por no consultar debidamente a la población. Agregó, el presidente de la CEP, que si se hacen concesiones en áreas urbanas o agrícolas, sin haber consultado previamente a los habitantes de los alrededores, se produce necesariamente el reclamo popular.Todo esto debido a las supuestas denuncias de que el Obispo de Chulucanas, Daniel Turley, así como religiosos de Piura, Chulucanas y Jaén, habrían espresado su abierta oposición a la concesión minera, así como a las actividades de exploración y explotación, argumentando que no se consultó debidmente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *