Procesión Virgen del Carmen 60 mil fieles en Chile

Siguiendo la hermosa tradición que data desde el siglo XVII, este domingo 25 de septiembre la Iglesia de Santiago realizó la tradicional procesión de la Virgen del Carmen, Reina de Chile, que congregó a más 60 mil fieles quienes acompañaron a Nuestra Señora por las calles del centro de la capital.
En esta ocasión, la jornada revistió un carácter especial ya que fue la primera actividad pública que encabezó el Nuncio Apostólico de Su Santidad, monseñor Ivo Scapolo, quien durante la tarde arribó hasta la Catedral Metropolitana donde fue recibido por parte de la curia arquidiocesana.
Tras un momento de oración al interior del Templo, monseñor Scapolo pudo apreciar una muestra de bailes religiosos. Luego se dirigió hacia la Plaza de Armas para dar inicio a la procesión. En la ocasión, monseñor Cristián Contreras, Obispo Auxiliar de Santiago, agradeció su presencia y disposición para participar de esta solemnidad a pocos días de haber presentado sus Cartas Credenciales ante el gobierno de Chile.
"Esta será su primera experiencia eclesial masiva y que tendrá la posibilidad, Dios mediante, de apreciar también en otras variadas expresiones de fe popular en distintas diócesis de Chile (…) Le deseamos una feliz estadía en Chile y agradecemos su presidencia en esta procesión", dijo.
Por su parte, el Alcalde de Santiago, Pablo Zalaquett, también dedicó algunas palabras de bienvenida a la autoridad diplomática: "En el día de Procesión de la Virgen del Carmen, nombrada Patrona de Chile por Pío XI en 1926, deseamos de todo corazón, que tenga mucho éxito (…) y le confirmamos que las puertas de nuestro municipio siempre estarán abiertas para trabajar en conjunto por el bienestar espiritual de los ciudadanos", manifestó.
La procesión se desarrolló en un ambiente de mucha fe y devoción. La columna de feligreses repletó las principales calles quienes con banderas chilenas y pañuelos blancos en alto saludaban en paso de la Virgen. El recorrido culminó en el atrio de la Catedral donde se celebró la Santa Misa.
La homilía estuvo a cargo de monseñor Scapolo, quien destacó la cercanía y preocupación del Santo Padre por la Iglesia peregrina en estas tierras. Asimismo indicó que su presencia en esta procesión "manifiesta la unidad que esta Iglesia local de Santiago está llamada a mantener en su interior, como también con la Iglesia de Roma y la Iglesia Universal".
"Somos parte de la gran familia de Dios que es la Iglesia a la cual nos debemos sentir orgullosos y felices de pertenecer", expresó y agregó que la Iglesia es el lugar donde siempre está presente María, la llena de Gracia, "ella se preocupa que nunca falte el pan, el trabajo y la alegría y vela especialmente en los momentos de dolor, como lo hizo junto a la cruz de Jesús y lo sigue haciendo con todos los crucificados de la historia".
En este mismo sentido, el obispo llamó a los fieles a ser diligentes hacia los requerimientos de los demás, ya que "también nosotros tenemos que estar vigilantes y disponibles para ir en ayuda de aquellos que tienen necesidad de orden material o espiritual".

Los comentarios están cerrados.