Promover la familia para subsistir como nación

Sería un sueldo materno, sólo para matrimonios unidos, sin antecedentes ni adicciones

 

El parlamento de San Petersburgo, Rusia, acaba de presentar un proyecto original para salvar la catastrófica demografía en esta región (4,5 millones de habitantes en la ciudad, área metropolitana de casi 6 millones).

Las familias que lo deseen firmarán un contrato con el Estado: ellas se comprometerán a tener tres o más hijos, y el Estado mantendrá al tercero y a los siguientes hijos (pero no a los dos primeros). Sin embargo, no todas las familias reunirán los requisitos necesarios: sólo pueden participar familias completas (es decir, con el padre y la madre en la casa) y si al menos uno de ellos sufre drogodependencia o alcoholismo o tiene antecedentes con policía, esta familia no podrá beneficiarse del programa.

Este proyecto ha sido aceptado por el Comité para Protección de la Maternidad e Infancia del parlamento ruso.
Según comenta el autor del proyecto y presidente del comite legislativo de la asamblea legislativa de San Petersburgo, Víctor Yevtujov, la firma del contrato puede ser anticipada, pero se cumplirá sólo al nacer el tercer hijo.

A la familia se le pagará una manutención mensual. Es una forma alternativa del  actual «capital materno», que el Estado ruso paga a los que tienen un segundo hijo. El cuarto y los siguientes hijos seguirán beneficiándose de la ayuda estatal, además de la de la región de San Petersburgo.

La suma a percibir por los padres va en función al mínimo de subsistencia y cesta mínima de alimentos en cada región, pero no estará por debajo del nivel del salario medio de la región de residencia de las familia en cuestión (actualmente unos 485 euros). 

Esto será un salario por la labor de la madre, y el Estado hará las veces de empleador. Se prevé que, mientras tanto, la madre percibirá sólo en parte este salario, cuyo resto se acumulará y se le pagará al nacer un siguiente hijo.

 

Según las estadísticas, las familias rusas hoy apenas tienen un solo hijo, lo que propicia una demografía insostenible. Muchos sociólogos opinan que ni siquiera un sueldo como este para manutención infantil estimulará a los padres a tener más hijos en este país.

 

Con la enorme falta de vivienda y colas larguísimas para las guarderías que se dan en Rusia, los incentivos materiales son insuficientes si no les acompaña un deseo añadido.

 

El catedrático de sociología familiar de la Universidad Nacional de Moscú, Anatoly Antonov, en una entrevista al diario digital Nakanune.ru comenta que “nadie les estimulará a tener tres hijos si viven en un estudio”, argumenta.

 

Según sus datos, un 80 % de las parejas rusas estarían dispuestas a tener dos hijos “En estas condiciones, con el estímulo material, cierta parte puede reaccionar positivamente y realizar su deseo de tener el segundo. Pero sin deseo de un tercero, ningún estímulo es eficaz», opina el experto.

 

Antonov subraya que actualmente sólo un 15 o 20% de las parejas desearían un tercer hijo. “Pero sabemos, que esta gente, que en los cuestionarios expresa este deseo, tienen muchas condiciones concretas que ocasionan sólo una décima parte lo tenga».

 

Sólo el 5,8 % de las familias rusas tiene tres o más hijos. «A menudo son personas con un sistema raro de orientaciones vitales”, dice el sociólogo, refiriéndose, sobre todo, a gente verdaderamente religiosa… que es, apenas, un 2 por ciento de los que se declaran creyentes.

 

El responsable del Departamento de la Dinámica de Conciencia de Masas del Instituto de Sociología de la Academia de Ciencias de Rusia, Vladimir Petujov, comenta que, al tener hijos, las personas se guían con más motivos que una mera estimulación material.

 

“Además de lo material, ha de haber una infraestructura social correspondiente. ¿Para qué tener tres hijos si la cola de la guardería es de cinco años? Primero hay que construir guarderías a escasa distancia de los hogares familiares. Además, ahora muchas mujeres trabajan fuera de casa, lo que es una limitación demográfica seria.”

Los comentarios están cerrados.