Rendido a vuestros pies, Oh Jesús mío…

El mes de Junio es el mes del Sagrado Corazón de Jesús. La Iglesia contempla la grandeza del Corazón Divino y Humano del Señor Jesús, que recibe a cambio de su infinito amor por nosotros, solo olvido y menosprecio. -Amor, reparación y Honor le ofrecen sus devotos, inspirados en el ejemplo y testimonio de Santa Margarita María, la confidente del Corazón de Jesús, a quién el Señor le hizo la impresionante suplica:»…al menos tú ámalo…». El centro geográfico e histórico de la devoción al Sagrado Corazón se encuentra en Paray le Monial, pequeña localidad francesa de Borgoña, en la que vivía la religiosa de la Visitación que recibió las apariciones de Jesús en el siglo XVII, santa Margaría María Alacoque (1647-1690). El día cumbre del mes será el 18 de junio, día en el que Juan Pablo II ha querido que se celebre, además, la Jornada de Oración por la Santificación de los Sacerdotes. El mensaje que Jesús dejó a esta religiosa francesa, la primera de las apariciones tuvo lugar el 27 de diciembre de 1673, es una visión de Dios que contrasta con la tendencia del siglo en que estalló el jansenismo. «Mi Corazón divino está tan apasionado de amor por los hombres, y por ti en particular, que al no poder contener en sí las llamas de su ardiente caridad, hay que transmitirlas con todos los medios», le dijo Cristo en esa ocasión según ella escribió después.

Los comentarios están cerrados.