El tiempo se ha cumplido y el Reino de Dios está cerca

TE INVITAMOS A REZAR el Rosario por la Vida todos los días, de preferencia a las 19:00 horas.

Misterios Luminosos

1.  El Bautismo de Jesús en el río Jordán

“Y vio que el Espíritu Santo descendía en forma de paloma” (Mt. 3,13-17)

 Roguemos por todos los que viven sumidos en la cultura de la muerte, para que encuentren la luz de la vida.

2. La Auto Revelación de Jesús  en las Bodas de Caná

“Haced lo que Él os diga” (Jn. 2, 1-11)

Roguemos por los esposos, para que vivan la santidad del matrimonio apoyados en María, y encuentren la alegría del vino bueno hasta el  final de sus vidas.

3. El Anuncio del Reino de Dios y la llamada a la conversión

“El tiempo se ha cumplido y el Reino de Dios está cerca” (Mc. 1, 14-15)

Oremos por todos los hombres y mujeres heridos por los pecados cometidos contra la justicia, la familia y la vida, para que la luz del Sacramento de la Reconciliación traiga la paz a sus corazones.

4. La Transfiguración de Nuestro Señor

«Éste es mi hijo, el elegido, escuchadlo” (Lc. 9,28-35)

Roguemos para que la luz de la esperanza en el cielo ilumine nuestra vida, para poder vivir con alegría la cruz de cada día.

5. La Institución de la Eucaristía

«Ésta es mi sangre, la sangre de la alianza, que será derramada por todos”. (Mc. 14,22-24)

Tú Señor eres el Pan de Vida. Danos siempre de este pan para que el mundo tenga Vida en abundancia.


TE INVITAMOS A REZAR el Rosario por la Vida todos los días, de preferencia a las 19:00 horas.

Escuchar el Santo Rosario: 

Pidamos la intercesión de la Virgen María para que no se apruebe la ley de aborto en Chile.

Es muy fácil de rezar: en el enunciado de cada misterio debes incluir una pequeña meditación. El resto del rosario se reza como siempre. Después de cada misterio, Un Padre Nuestro, 10 Ave María y un Gloria.

“Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al cielo a todas las almas, especialmente a las más necesitadas de tu misericordia.”

Al mismo tiempo, te alentamos a hacer un día de ayuno semanal. “Porque nada es imposible para Dios” (Lc 1, 37) si oramos y ayunamos por esta intención.

El Rosario es la oración que la Santísima Virgen María, con insistencia, nos ha pedido rezar todos los días para alcanzar nuestra conversión, nuestra salvación y la de toda la humanidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *