Santo Padre: el progreso no es un valor absoluto

Roma, 23 (NE – eclesiales.org) El día de ayer, el Papa Juan Pablo II envió un mensaje con ocasión de celebrarse la jornada inaugural de la vigésimo quinta edición del Meeting de Rímini. En el documento, que está dirigido al obispo de Rímini, Monseñor Mariano De Nicoló, el Papa resalta que esta edición del Meeting de Rímini se de en contexto del 50 aniversario del nacimiento del movimiento eclesial Comunión y Liberación. Comentando el lema de la reunión, dijo el Santo Padre que en la sociedad actual “es particularmente fuerte la tentación de pensar que la obra del hombre halle en sí misma la justificación de los propios objetivos”. “Los resultados reunidos de varios ámbitos de la ciencia y de la técnica —explicó— son considerados y defendidos por muchos como aceptables a priori. Se termina así por pretender que aquello que es técnicamente posible es de por sí éticamente bueno”. El Papa amplió el tema diciendo que “en tal óptica, el progreso deviene en un valor absoluto, e incluso en la fuente de todo valor. La verdad y la justicia no serían ya instancias superiores, criterios de juicio”. Ante esta ideología, indicó que, en realidad, “no hay quien no vea las consecuencias dramáticas y desoladoras, que se seguirían de concebir la verdad y la justicia como algo moldeable por el obrar del hombre mismo. Baste, como un ejemplo entre otros, la tentativa del hombre de apropiarse de las fuentes de la vida a través de experimentos de clonación humana”.

Los comentarios están cerrados.