Santo Padre pide por Filipinas

CIUDAD DEL VATICANO. – Las víctimas de los tifones que en estos días devastaron Filipinas causando más de 1.400 muertos y desaparecidos, según el último balance de la tragedia. El papa Juan Pablo II expresó su «profundo pésame» y su adhesión paternal con el pueblo filipino, cuya comunidad cristiana ha debido enfrentar también la adversidad por su adhesión a la Iglesia Católica y al Romano Pontífice, de un modo reiterado.Por medio de un telegrama firmado por el secretario de Estado, cardenal Angelo Sodano, y dirigido al presidente de la Conferencia Episcopal filipina, el arzobispo Fernando Capalla, el Santo Padre manifestó su cercanía espiritual a las familias de las víctimas y a quienes trabajan por ellos.

Los comentarios están cerrados.