Santo Padre trabaja desde el Gemelli.

«Juan Pablo II tiene muchas ganas de regresar al Vaticano, pero acepta las decisiones de los médicos». informó el portavoz del Pontífice, Joaquín Navarro-Valls, añadiendo que, a pesar de todo, el Papa se encuentra tranquilo en el policlínico Gemelli . «A pesar de estar hospitalizado, está recomenzando a seguir la actividad de la Santa Sede, recibiendo como hacía normalmente en el Vaticano al secretario de Estado y a los cardenales al frente de los distintos dicasterios», subrayaba Navarro-Valls. En los últimos días Juan Pablo II ha mantenido reuniones de trabajo, entre otros, con el cardenal Joseph Ratzinger, prefecto para la Congregación de la Doctrina de la Fe; con el secretario de Estado vaticano, Angelo Sodano; con el sustituto de la Secretaría de Estado, el arzobispo argentino Leonardo Sandra; y con Crescenzio Sepe, el purpurado al frente de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos. «Como ya hemos informado, el Papa se alimenta regularmente y pasa algunas horas de la jornada sentado en un sillón», explicó el funcionario de la Santa Sede. A pesar de que el portavoz de Juan Pablo II considera que aún es demasiado pronto para avanzar una fecha en la que el Papa podría abandonar el policlínico Gemelli y regresar al Palacio Apostólico, Navarro-Valls aseguró que el Pontífice podría recibir el alta antes de Semana Santa.

Los comentarios están cerrados.