Sobre el terremoto en India

Cáritas India está a la vanguardia en la ayuda de emergencia después de dos eventos catastróficos que, casi al mismo tiempo, han afectado tanto al país: el terremoto en el noreste (en la región del Himalaya) y las graves inundaciones en Orissa ( India central- este). "Estamos muy preocupados por las devastadoras inundaciones en Orissa y el terremoto que azotó los estados de Sikkim y el norte de Bengala Occidental", dijo a la Agencia Fides Anthony Chettri, director de Cáritas India, para la zona del Nordeste. Caritas se ha movido y está tratando de aumentar la concienciación de las comunidades católicas de la nación, que participen en una muestra de solidaridad.
Sobre el terremoto en el noreste, mientras que el número de víctimas sigue creciendo (más de 74 muertos y cientos de refugiados), los equipos de rescate tienen problemas debido al mal tiempo. La Iglesia Católica está tratando de hacer una contribución a nivel regional, según explica a Fides su excelencia monseñor Thomas Menaparampil , Arzobispo de Guwahati (noreste de la India): "La zona más afectada es la diócesis de Darjeeling. Estamos en contacto con el obispo local para monitorear la situación y organizar una posible acción. Expresamos nuestra solidaridad con la palabra y la oración, pero también estamos preparados para poner en marcha una acción humanitaria coordinada. Para las zonas afectadas en Nepal y Bután, sin embargo, los contactos son muy difíciles y se tendrá que esperar".
Más al sur, en Orissa, Cáritas ha proporcionado más de 500 mil rupias – un primer tramo inmediato – para la ayuda médica a las personas afectadas, ya que se corre el riesgo de la aparición de epidemias, especialmente en los distritos de Puri y Cuttack. "El gobierno, la Iglesia y la sociedad civil, están demostrando un esfuerzo conjunto. Voluntarios y gente común están haciendo todo lo que pueden para ayudar a las víctimas", dijo a Fides el padre Manoj Kumar Nayak, encargado de la archidiócesis de Cuttack-Bhubaneswar, la más grande en el estado de Orissa. Trabajando junto a la "Catholic Relief Services", la iglesia local ya ha previsto alojar a 5.500 personas desplazadas internos, sin discriminación alguna de la religión, casta o etnia. (PA) 

Los comentarios están cerrados.