Texto que acompaña a Juan Pablo II en su féretro

Roma. Previo a la misa fúnebre presenciada por todo el mundo hubo una ceremonia privada en la que se introduce el cuerpo de Juan Pablo II al féretro de ciprés. En este rito, se lee en voz alta un texto en el que se recogen los datos principales de su vida y sus actuaciones como Pontífice, así como sus logros y los escritos que ha dejado. Luego se coloca el pergamino en un tubo de cobre que se introduce al féretro junto con un saquito de terciopelo con monedas y medallas de su papado. A CONTINUACIÓN UN EXTRACTO DEL PERGAMINO: “En la luz de Cristo resucitado de la muerte, el 2 de abril del año del Señor 2005, a las 21:37 de la noche, cuando llegaba a su fin el sábado y entrábamos en el día del Señor, el octavo después de Pascua y de la Divina Misericordia, nuestro querido pastor de la Iglesia, Juan Pablo II, ha pasado de este mundo al del Padre. Toda la Iglesia en plegaria ha acompañado su tránsito, especialmente los jóvenes. Juan Pablo II fue el 264° Papa. Su memoria permanece en el corazón de la Iglesia y de la humanidad entera. Karol Wojtyla, elegido Papa el 16 de octubre de 1978, nació en Wadowice, ciudad a 50 kilómetros de Cracovia, el 18 de mayo de 1920 y fue bautizado dos días más tarde (…). A partir de 1942, sintiéndose llamado al sacerdocio, acudió a los cursos de formación del seminario clandestino de Cracovia. El 1 de noviembre de 1946 fue ordenado sacerdote por el cardenal Adam Sapieha’’. Juan Pablo II ha ejercitado el ministerio de Pedro con un incansable espíritu misionario, dedicando toda su energía impulsado por todas las iglesias y por la caridad abierta a la humanidad entera (…). Su amor por los jóvenes lo ha impulsado a iniciar la Jornada Mundial de la Juventud, convocando a millones de jóvenes de varias partes del mundo.El texto continúa haciendo un resumen de la vida del Pontífice en Roma, como obispo auxiliar y luego arzobispo en Cracovia y, finalmente, como cardenal nombrado por Paulo VI en 1967. “En el cónclave fue elegido Papa por los cardenales el 16 de octubre de 1978 y tomó el nombre de Juan Pablo II. El 22 de octubre, día del Señor, inició solemnemente su ministerio de Pedro. El pontificado de Juan Pablo II ha sido uno de los más largos de la historia de la iglesia (…). Juan Pablo II ha ejercitado el ministerio de Pedro con un incansable espíritu misionario, dedicando toda su energía impulsado por todas las iglesias y por la caridad abierta a la humanidad entera (…). Su amor por los jóvenes lo ha impulsado a iniciar la Jornada Mundial de la Juventud, convocando a millones de jóvenes de varias partes del mundo. Ha promovido con éxito el diálogo con los hebreos y con los representantes de las otras religiones, convocándolos a encuentros para rezar por la paz, especialmente en Asís. Bajo su guía la Iglesia a entrado en el tercer milenio y ha celebrado el Gran Jubileo del 2000, según las líneas indicadas en la Carta Apostólica del Tercer Milenio”.

Los comentarios están cerrados.