“Vivamos el silencio de la oración»

“El Espíritu Santo tiene que ser para todos el gran amigo que está en el centro del alma”, mencionó el Cardenal Juan Luis Cipriani


 


Durante su homilía, el Cardenal Cipriani manifestó que para que el Espíritu Santo llegue al centro del alma de cada uno es necesario  silencio, paz y tiempo para el Señor.
Por tal motivo, exhortó a vivir ese silencio de la oración para dar mucha paz, fuerza y alegría a este mundo tan lleno de ruido y pecado.“Los animo a todos los que se van a confirmar y a los que ya nos hemos confirmado, busquen esos pequeños momentos de silencio donde puedan entrar en ese diálogo con el Espíritu Santo que está en tu alma y que te trae a la mente un pensamiento bueno”, afirmó.
Recordó también que la realidad del sacramento de la Confirmación ha tenido un precio muy alto: la muerte de Cristo, un hecho presente que nos dice “Tanto te amo que tengo que renovar mi dolor para perdonar tus pecados”.
“La fe nos dice que el Espíritu Santo entrará en el alma de cada uno de ustedes; y en los que ya están confirmados el Espíritu Santo despertará”, prosiguió.

Finalmente, señaló que el misterio de Cristo lo miramos en la Cruz, pero que en realidad está dentro de cada uno de nosotros y es importante escucharlo para quitar nuestros egoísmos y pecados.

“Ese Dios tan bueno necesita un poco de tiempo. Busquemos en el Santísimo, al llegar a la casa, unos minutos donde puedas encontrarte contigo mismo y con el Espíritu Santo que te va decir que cambies”, expresó.
Concelebraron con el Cardenal Cipriani el Padre Alberto Maraví y el Padre Jaime Llamas, párroco y vicario parroquial del Santísimo Nombre de Jesús.
Oficina de Comunicación y Prensa
Jr. Chancay 282. Cercado de Lima. Tlf.: 203-7736
prensa@arzobispadodelima.org
www.facebook.com/arzobispadodelima
www.twitter.com/arzlima
www.youtube.com/arzobispadodelima

Los comentarios están cerrados.