Zapatero hace alarde de »libertad religiosa» en España.

Mientras existe un gran desprecio por todos los que se manifiestan Católicos fieles y en comunión con el Vicario de Cristo; cuando se trata de cerrar las puertas a la posibilidad de instruir en la Fe católica, en la educación pública y por el contrario, se privilegian otras doctrinas; cuando se desconoce la opinión de un sector religioso, que aunque católico, son españoles, frente a las políticas de gobierno referente al matrimonio, el aborto o la eutanasia; el Señor Zapatero pretendió responder al Santo Padre, afirmando en Argentina de «que España atraviesa el momento de mayor libertad religiosa de su historia», ante la denuncia del Papa, de que se quieren borrar las raices cristianas de la sociedad (Campaña común del movimiento socialista en todo el mundo). Pero la cumbre de esta actitud anti-católica del régimen de Zapatero, la alcanzó , al citar al Nuncio de la Santa Sede, en España, con motivo de los dichos del Papa. En lenguaje diplomático, esta llamada del ejecutivo, manifiesta una adornada advertencia, pese a las explicaciones del Mandatario. «Quiero expresar mi profundo respeto al Papa»,continuó Zapatero quién «tiene todo el derecho a expresar su opinión sobre lo que llevan adelante los gobiernos de uno u otros signo». «Cualquier español puede considerar quizás demasiado exagerado decir que hay un problema en torno a la libertad religiosa en España, cuando España vive el momento de mayor libertad religiosa, ideológica y política de toda su historia», afirmó el gobernante español, antes de viajar a Chile.

Los comentarios están cerrados.