Arzobispo de Lima invita a familias a permanecer unidas en oración

Lima, 13 (NE – eclesiales.org) En el Día de la Familia, el Arzobispo de Lima, Cardenal Juan Luis Cipriani, subrayó la importancia de defender la familia como sacramento indisoluble entre el hombre y la mujer, instándolos a no dejarse llevar por los “ídolos” que intentan destruir la vida y la familia. “Hay un orden moral que te dice esto está bien y esto está mal, sin dejarse llevar por las encuestas, pues tu conducta no debe ser el fruto de lo que piense la mayoría. El matrimonio es indisoluble, es para siempre, este es el orden objetivo que quiere Dios”, explicó durante la Misa realizada en la Basílica Catedral de Lima. “No es un problema de época, ni de costumbres – prosiguió el Purpurado-, el amor se da en la medida en que no se es egoísta. La concepción desde el primer instante se tiene que respetar, no es una lucha de medios para ver quien lo dice mejor y tratar de imponer esas verdades falsas”. El Cardenal exhortó a las familias presentes a nunca olvidar que la oración los mantendrá unidos a Cristo y firmes en su propósito. “La familia es convocada a la oración, a la confesión y a la reconciliación. El bien común de los esposos es el amor, la fidelidad, la honra, la duración de su unión hasta la muerte y necesariamente el traer los hijos al mundo y educarlos, por eso esta unión tiene su fundamento en la oración”, destacó.

Los comentarios están cerrados.