Del Silencio y la Humildad

«El necio cuando ríe, levanta la voz», «…no hable hasta que le pregunten, ya que la Escritura enseña que hablando mucho no se evita el pecado, y que el hombre hablador no acertará el camino en la tierra».

Sigue leyendo