El Papa critica matrimonios gays

CIUDAD DEL VATICANO (Reuters) – El Papa Juan Pablo II, en su primera alusión a la controvertida ley española que permitirá el matrimonio de personas del mismo sexo, dijo el miércoles que el propósito principal del matrimonio era la perpetuación de la raza humana. Dijo: «Otra realidad radicalmente inherente al matrimonio es la fecundidad». El Papa dedicó su discurso semanal al tema del matrimonio pero la versión de sus declaraciones leídas en español fue ampliada, aparentemente en respuesta a la decisión del Gobierno de la semana pasada. El Pontífice habló en público sobre la posibilidad de reproducirse sólo cinco días después de que el nuevo Gobierno socialista aprobara la reforma del Código Civil que otorgará a parejas de gays y lesbianas el mismo derecho al matrimonio, divorcio y adopción de niños que a las heterosexuales. El proyecto de ley, que ahora tiene que ser aprobado por el parlamento, ya ha provocado una encolerizada reacción de la Iglesia Católica en España, que advirtió de los riesgos de «introducir un virus en la sociedad». La Conferencia Episcopal recibió el máximo respaldo con las contundentes e inequívocas palabras del Papa quien hablando sobre fecundidad dijo: «Se trata de un tema importante y actual en Occidente, a menudo incapaz de asegurar su propia existencia en el futuro a través de la generación y cuidado de las nuevas criaturas que continúen la civilización de los pueblos y realicen la historia de la salvación», dijo. En la versión española de sus declaraciones, el Papa fue un paso más allá, añadiendo una oración «por todos los matrimonios llamados a ofrecer nuevas vidas» y reiterando en dos ocasiones que historia de la civilización y la salvación dependía de los niños. Como viene siendo habitual, el Papa, que sufre la enfermedad de Parkinson, no pronunció todo su discurso y sus asistentes leyeron partes en su nombre. La decisión de España ha sido especialmente amarga para el Vaticano ya que la ley permitirá que el país tradicionalmente católico será solo el tercero del mundo que legalice el matrimonio gay tras Holanda y Bélgica.

Los comentarios están cerrados.