El Papa no »desobedeció» a los médicos.

Fuentes vaticanas aseguraron ayer que Juan II abandonó el Hospital sin prisas y que su salida estaba decidida desde «cuatro días antes». La noticia es una respuesta a las informaciones aparecidas el lunes en Italia, en las que se informaba sobre la premura y falta de previsión con la que el Papa recibió el alta. «Es una fantasía decir que el Papa vive en su apartamento en un ambiente esterilizado y que desde que abandonó el policlínico Gemelli está en una burbuja esterilizada. Prueba de ello es que cuando regresó al Vaticano viajaba con la ventanilla del automóvil abierta». La misma fuente calificó de «absurdas» las informaciones que aseguraban que el Papa abandonó el hospital antes de tiempo y que volvió al Vaticano sin recibir el alta médica. «Es totalmente absurdo. El Pontífice salió del hospital el domingo 13 con el alta médica. La fecha estaba decidida desde cuatro días antes, e incluso se barajó la posibilidad de que regresara al Vaticano el sábado 12, pero al final se decidió por la tarde del domingo, tras el rezo del Ángelus», aclararon.

Los comentarios están cerrados.