En el mundo hay tentación de manipular la vida

«Hoy en el mundo hay una tentación de querer manipular la vida, de querer decidir quién vive y quién no». Así se expresó Mons. Raúl Chau, obispo auxiliar de Lima, en la exhortación proferida en la Basílica Catedral de Lima, el domingo en la celebración del I Domingo de Cuaresma. Sus palabras versaron particularmente sobre vida y familia, en momentos en que estos temas están en el centro del debate público en el Perú, de cara a las próximas elecciones presidenciales.
«Cuántas personas, alejadas de la verdad, dicen que el primer momento de la concepción no es vida y que hay que anteponer los derechos de la mujer y su libertad de escoger su futuro, y entonces se ofende a Dios. Por eso nosotros consagremos nuestra vida a Jesucristo en defensa de la vida, manifestemos a los que andan confundidos, a través de la caridad, que tiene tanto valor la vida del no nacido como del que ya vive en este mundo», exhortó el prelado a los presentes en la Basílica, al tiempo que los instó a convertirse en defensores decididos de la institución familiar.

«Defendamos la familia. Por supuesto que hay situaciones tristes en el hogar, pero eso no nos da pie a decir que la familia es algo del pasado. Cuando uno ama la familia, cuando el esposo se sacrifica por su mujer y sus hijos, cuando la esposa deja de lado sus propios proyectos para sacar adelante a su hogar, ahí se manifiesta el amor de Dios, no nos dejemos convencer por doctrinas equivocadas», dijo Mons. Chau.Para el prelado, un mundo cargado de tentaciones es también la ocasión para entregarse de entero a Dios: «Le pedimos al Señor una fe grande para no caer en la tentación.

A la luz del Evangelio, hagamos de nuestra vida una ofrenda a Dios, cuántas tentaciones hay en el mundo, que el pecado parecería como una nube oscura que quisiera envolvernos. Debemos de ser adoradores del espíritu de verdad. Somos llamados a ser testigos de la vida», dijo.

En la línea de lo ya expresado por el Arzobispo de Lima, Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne, Mons. Chau animó a todos los fieles a vivir la Cuaresma de manera especial, arrepintiéndose de los pecados en la Confesión.


«Los políticos no deben insultar ni engañar al pueblo»
Por su parte el Cardenal Cipriani, en el programa radial Diálogo de Fe del sábado 12 de marzo exhortó a los candidatos políticos a ser personas que quieren y aspiran servir al pueblo peruano, actuando siempre con la verdad.»Desde aquí una invocación a la verdad, a no insultarse, a no engañar a este pueblo, sino a procurar servirlo pero con la verdad. Ahí tenemos un camino de humildad muy bonito. Y al pueblo le pido que sepa descubrir la actitud del candidato, si miente o dice la verdad», dijo.Mencionó también que en la actualidad muchas veces hay una falta de conciencia bien formada que permita ser personas coherentes. «Si quiere ser un gobernante tiene que ser honesto; si quieres ser deportista, que se cuide el físico y que entrene», señaló el purpurado.

Los comentarios están cerrados.