FALLECIÓ SOR LUCIA CUMPLIENDO CON SU MISIÓN.

La hermana Lucía, nacida en 1907 como Lucía de Jesus dos Santos, murió en el convento de clausura Santa Teresa en Coimbra, centro del país, a las 17.25 locales. Sor Lucía, de 97 años de edad, fue la última superviviente de los tres pastores a quienes la Virgen María se les apareció en Fátima, Portugal Central. Encargada de dar a conocer los secretos a los Pontífices, la vidente y ahora religiosa fue muy cercana al Santo Padre. Sor Lucía había asistido a las apariciones de la Virgen de Fátima, a partir del 13 de mayo de 1917, junto a sus primos, los hermanos Francisco y Jacinta Martos, ambos fallecidos hace tiempo. El Obispo local, Mons. Antonio Cleto, oficiará sus funerales en la Catedral de Coimbra. El Obispo de Leiría-Fátima también estará presente en las exequias. Lucía nació el 22 de marzo de 1907 en una localidad cercana a Fátima, y allí, cuando tenía diez años, vio por primera vez a la Virgen en la Cova de Iría, mientras estaba con sus primos los hermanos beatos Francisco y Jacinta Martos, ambos fallecidos a temprana edad. Lucía entró en 1921 en el colegio de las Hermanas Doroteas en la localidad de Vilar, en las cercanías de Oporto (norte), desde donde se trasladó en 1928 a la ciudad española de Tui, donde vivió algunos años. En 1946 regresó Portugal y, dos años después, entró en el Carmelo de Santa Teresa de Coimbra, donde profesó sus votos como carmelita en 1949. El Papa beatificó en el año 2000 ante 700 mil personas a Francisco y Jacinta Marto y en la actualidad se encuentran en proceso de canonización. El tránsito de Sor Lucia a la Casa del Padre ocurrió un día 13, como el que en mayo de 1917 marcó su histórico encuentro con la Madre.

Los comentarios están cerrados.