GOBIERNO DE BRAZIL: PROMOCIÓN ACTIVA DEL ABORTO.

El 24 de mayo, en Brasilia, el gobierno del presidente Luis Ignacio “Lula” Da Silva, organizó una jornada de conferencias destinada a promover la legalización sin restricciones del aborto. Explicando la “reinterpretación” de los tratados de derechos humanos, participaron activamente dos organismos de la ONU, el Fondo para la Población y la agencia para la mujer, UNIFEM. Según las fuentes brasileñas, hasta ahora estas entidades y otras, como el Fondo para el Desarrollo de la ONU, sólo “auspiciaban” estos eventos. En el marco de conseguir el objetivo de legalizar el aborto quirúrgico este año, se trató de demostrar a los legisladores que el aborto es un problema de salud pública, englobado en el derecho universal a la salud; que su práctica es un acto médico debido, y que por tanto “la criminalización del aborto es inconstitucional, como consecuencia de los tratados internacionales de derechos humanos ratificados por Brasil”, además se insistió en la “falta de ‘compasión’ de los legisladores brasileños que sostienen la actual legislación restrictiva sobre el aborto”. (n de la r. Compasión: es un término de la jerga internacional, que en general se usa para justificar aberraciones, por ejemplo, el aborto; los supuestos derechos de los homosexuales; y la negación del derecho a la objeción de conciencia y del derecho de los padres a la educación de sus hijos). A la vez, en el seno del gobierno federal, a través de la Secretaria Especial de Políticas para la Mujer, que preside la feminista Nilcéa Freire, se constituyó una “comisión tripartita” que tiene como único fin promover la legalización del aborto sin restricciones, y además, el gobierno federal decretó distribuir gratuitamente el abortivo llamado “píldora del día después”, en más de 63.600 hospitales y centros de salud, decisión que ha sido apelada en varios estados.

Recordemos que esto se suma a la Norma Técnica del Ministerio de Salud que obliga a los médicos a realizar abortos quirúrgicos en casos de violación, sin denuncia o investigación policial, basándose solamente en el testimonio de la mujer, que puede recurrir al aborto en cualquier momento del embarazo, declarando que éste es fruto de una violación. También es de notar que aún está pendiente la decisión del Tribunal Supremo, sobre la legalidad del aborto en casos de anencefalia. Este caso se ha complicado por el cambio de procurador general, Claudio Fontenles, acusado de “católico” por las abortistas, que termina su mandato en junio y será reemplazado por Antonio Fernando Souza, que si bien también es católico, adelantó que se “diferenciará” de Fontenles.

Entre las ponentes del evento del 24 de mayo, figuró María José Rosado Nunes, vehemente defensora del llamado derecho al aborto, profesora del departamento de Ciencias Religiosas de la Pontifica Universidad Católica de San Pablo y presidente de la filial de la organización de apóstatas, Católicas para el Derecho a Decidir, que según fuentes brasileñas, ha recibido sólo este año, de organismos internacionales más de 600.000 dólares americanos.

Por su parte el senado federal anunció el 20 de mayo, que en el segundo semestre del año organizará un mega-encuentro sobre la “revisión de la legislación punitiva sobre el aborto”, en el que participarán las primeras damas, ministras y parlamentarias de todas las naciones de Latinoamérica y el Caribe. El mismo senado ya organizó reuniones sobre el tema pero a nivel nacional, en las que han participado por el Ministerio de Salud, Maria Jose de Oliveira Araujo, del área Salud de la Mujer, pediatra, fundadora del colectivo feminista Sexualidad y Salud y de la Red Nacional Feminista para los Derechos Sexuales y Reproductivos, y Lia Zanotta Machado, miembro de la misma red, y directora del Consejo no gubernamental de Acciones de Género, Ciudadanía y Desarrollo.

(NOTICIAS GLOBALES-Pbro. Dr. Juan Claudio Sanahuja)

Los comentarios están cerrados.