Habían prometido liberación de los dos sacerdotes

Jartum, Sudán (Agencia Fides) – "Los secuestradores habían prometido liberar a los dos sacerdotes secuestrados el 15 de enero en la tarde de ayer, pero hasta ahora no lo han hecho", dicen a la Agencia Fidesas fuentes del arzobispado de Jartum. Los dos sacerdotes, el Padre Joseph Makwey, cuarenta años, y el Padre Sylvester Mogga, treinta y cinco años, fueron secuestrados en la tarde del domingo, 15 de enero, en la parroquia de Santa Josephine Bakhita, en Rabak, una ciudad a 60 km al sur de Jartum.
De acuerdo con el testimonio de Mons. Daniel Adwok Kur, Obispo auxiliar de Jartum, que figura en un comunicado de Ayuda a la Iglesia Necesitada enviado a la Agencia Fides, "los vecinos han dicho haber visto un camión lleno de personas romper la puerta de la parroquia".
Según fuentes de la Agencia Fides, los secuestradores pertenecen a una milicia Shiluk, y habrían atacado a la parroquia, porque, según ellos, se ocultaba un oficial de la Liberación del Pueblo Sudanés (SPLA), el movimiento que luchó por la independencia de Sudán del Sur y está actualmente en el poder en el nuevo estado.

El gobierno de Jartum acusó al SPLA de Sudán del sur de apoyar algunos movimientos guerrilleros en la parte meridional del norte de Sudán. El SPLA se forma también en gran parte por los dinka, un grupo étnico que se ha encontrado en varias ocasiones en conflicto con la Shiluk. "A partir de los contactos realizados como consecuencia de ello, parece que el secuestro de los dos sacerdotes tenga una motivación de carácter criminal y no política", concluye la fuente de Fides. 

Los comentarios están cerrados.