Érase una vez…

San Mateo 5, 13 “Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se ha vuelto insípida…”

Estos son algunos de los principios desarrollados en el documento llamado “ABC Pensamiento Político de la Democracia Cristiana”, pero que, claramente, se están abandonando:

«No nos acomodemos ni nos conformemos. Esa será, hoy como ayer, nuestra fortaleza y nuestra razón de ser. Para eso nacimos a la vida política y no para ser cómplices de las injusticias ni de las exclusiones “estructurales”.

El presidente Frei Montalva nos dijo, hace muchos años, que un partido sin ideas está condenado a vegetar y desaparecer.

El Papa Juan Pablo II nos dice que la política es la obligación de modificar lo que duele.

Maritain, Mounier, Jaime Castillo, nos interpelan desde sus escritos llamándonos a la acción para transformar el mundo y construir una sociedad de hombres libres basados en el mensaje evangélico.

¡Qué mejor compañía que ésta para trabajar con entusiasmo y no desmayar en la misión política que tenemos que cumplir!»

Santiago, Septiembre de 2002

» Es fundamental el respeto a la vida y a la integridad síquica y física de las personas, por lo que bajo ninguna circunstancia se justificará la violación de este principio no transable, sea por el Estado, asociaciones intermedias o el hombre individualmente considerado26 .»

(3.2.1.d )  «La interrupción de la vida del que está por nacer es una violación del derecho humano fundamental a la vida. La sexualidad responsablemente asumida por las personas y el compromiso del Estado y de la sociedad civil en tal sentido, deberán ser activamente promovida.»

«La libertad es entendida como la capacidad que tiene el hombre para auto determinarse, con vistas a lograr su pleno desarrollo material y espiritual, sobre la base del bien común.

Ella se manifiesta en la plena vigencia de los derechos de la persona humana, expuestos en la filosofía de inspiración cristiana, manifestados universalmente por el movimiento de los derechos humanos y establecidos en el orden jurídico internacional.»

«La persona está llamada a trascender n. 28 en sus obras al tiempo que protagoniza. Está hecha para superarse a sí misma, para entregarse a sí misma a causas cuya completa comprensión le es muchas veces difícil de comprender. El proceso de personalización n.29, de humanización adquiere en la perspectiva cristiana la expresión de un tránsito de situaciones menos humanas a situaciones más humanas, constituyendo su punto de partida una exigencia más funda- mental de superación de toda temporalidad.»

«La política, dentro y fuera de un partido de inspiración cristiana, debe ser regida por la ética. Su objetivo es el ejercicio del poder orientado al establecimiento del bien común y la realización de los valores fundamentales de libertad, tolerancia, igualdad, solidaridad, justicia social y paz.»

«No es posible alcanzar el cumplimiento de estos valores si, al mismo tiempo, se emplean en su logro métodos discordantes con ellos. Los fines y los medios, en política, deben ser coherentes entre sí. El fin no justifica los medios, en tanto un medio incorrecto anticipa un destino también in- correcto por su origen.»

«En nuestra escala de valores, la vida humana ocupa el lugar principal, determinado toda jerarquía que se establezca. La libertad, la igualdad, la realización personal y la creatividad quedan supeditados a este valor supremo…»

Fuente:

ABC Pensamiento Político de la Democracia Cristiana

Texto completo:

http://www.democraciacristiana.com.ar/wp-content/uploads/2013/05/ABC-de-la-Democracia-Cristiana.pdf

Más documentos:

http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2015/02/09/sergio-micco-y-documento-dc-sobre-aborto-hay-democratacristianos-que-no-somos-liberales/

http://credochile.cl/mailing/aborto_122014/

Los comentarios están cerrados.