“Las víctimas estaban en las iglesias rezando por la paz”, señala Obispo en Irak

Roma, 3 (NE – eclesiales.org) El día de ayer, el Arzobispo de Kirkuk, Monseñor Louis Sako, declaró a Radio Vaticano su estupor ante los atentados terroristas contra templos cristianos en Irak. “Este es un momento trágico —dijo—, porque toda esta gente estaba en las iglesias rezando por la paz, por la estabilidad del País”. Más adelante, señaló que las relaciones en Irak de los cristianos —que llevan siglos en el País— con los musulmanes son tradicionalmente buenas y que este lamentable hecho “no tiene nada que ver con la religión musulmana. ¡Son los extremistas!”. Señaló también que los jefes religiosos musulmanes se han acercado personalmente para manifestarle sus condolencias. Manifestó también que él mismo ha dado unas declaraciones en la televisión iraquí “llamando a la unidad nacional, a la reconciliación”, pero pidiendo también ayuda a la comunidad internacional.

Los comentarios están cerrados.