Papa llama a los jóvenes a prepararse para Colonia 2005

Roma, 27 (NE – eclesiales.org) El Papa Juan Pablo II dio a conocer el mensaje para la Jornada Mundial de la Juventud en Colonia el 2005. El tema de este encuentro del jóvenes con el Papa es «Hemos venido a adorarle» (Mt 2,2). El Santo Padre explica que se trata “de un tema que permite a los jóvenes de cada continente recorrer idealmente el itinerario de los Reyes Magos, cuyas reliquias se veneran según la tradición en aquella ciudad, y encontrar, como ellos, al Mesías de todas las naciones”. En el mensaje —que está fechado en Castel Gandolfo, el 6 de agosto de 2004— el Papa pide a los jóvenes ofrecer “también vosotros al Señor el oro de vuestra existencia, o sea la libertad de seguirlo por amor respondiendo fielmente a su llamada; elevad hacia Él el incienso de vuestra oración ardiente, para alabanza de su gloria; ofrecedle la mirra, es decir el afecto lleno de gratitud hacia Él, verdadero Hombre, que nos ha amado hasta morir como un malhechor en el Gólgota”. Más adelante, llama a los jóvenes a ser “adoradores del único y verdadero Dios”, advirtiéndoles que “la idolatría es una tentación constante del hombre”. Desgraciadamente —explica— hay gente que busca la solución de los problemas en prácticas religiosas incompatibles con la fe cristiana. Es fuerte el impulso de creer en los falsos mitos del éxito y del poder; es peligroso abrazar conceptos evanescentes de lo sagrado que presentan a Dios bajo la forma de energía cósmica, o de otras maneras no concordes con la doctrina católica”. “¡Jóvenes —dice seguidamente el mensaje—, no creáis en falaces ilusiones y modas efímeras que no pocas veces dejan un trágico vacío espiritual! Rechazad las seducciones del dinero, del consumismo y de la violencia solapada que a veces ejercen los medios de comunicación”. Hacia el final del documento, el Papa recuerda a los jóvenes que “escuchar a Cristo y adorarlo lleva a hacer elecciones valerosas, a tomar decisiones a veces heroicas. Jesús es exigente porque quiere nuestra auténtica felicidad”.

Los comentarios están cerrados.