Comunión y el aborto

Sin comunión con la vida humana e indefensa no puede haber comunión con Cristo en la Eucaristía.


En Uruguay, ya el 11 de Noviembre del 2008, a través de un comunicado, la Conferencia Episcopal, advirtió que los Diputados que votaron la ley que permite la interrupción de embarazos no podrán recibir la Eucaristía.


La excomunión fue anunciada a todos los católicos que «promueven o votan» una ley a favor del aborto, de un proyecto de ley que autoriza la interrupción del embarazo.»Mientras no cambie su posición queda impedido de acercarse a la Comunión eucarística», afirma la Conferencia Episcopal que fundó su decisión en los cánones 1341 y 1398 del Código de Derecho Canónico.El comunicado citado por la agencia italiana de noticias ANSA dice que «en relación a los fieles católicos que promueven y/o votan una ley favorecedora del aborto, les recordamos que quien actúa así rompe el vínculo que lo une a Cristo en la Iglesia».

La cámara de Diputados de entonces, aprobó tras una maratónica sesión de 15 horas que incluyó una falsa amenaza de bomba en el recinto, el proyecto de ley de Salud Sexual y Reproductiva que despenaliza el aborto las primeras 12 semanas de gestación.La reunión anual de los obispos respaldó así la posición del arzobispo  de Montevideo, Nicolás Cotugno, quien había advertido las consecuencias espirituales y trascendente,  a los legisladores que respaldaran la propuesta que se aprobó en ajustada votación promovida por el gobernante Frente Amplio del Urugay.

Los comentarios están cerrados.