CONGO: Grito de dolor del nuevo Obispo de Manono.

(Agencia Fides) – Un grito de dolor se eleva desde Katanga, en el sureste de la República Democrática del Congo. Lo lanza Su Excelencia Mons. Vincent de Paul Kwanga, el nuevo Obispo de Manono, a través de un documento concedido a la prensa. Según refiere la agencia congoleña DIA, Mons. Kwanga ha afirmado que la guerra que todavía afecta numerosas zonas del País, ha destrozado las infraestructuras de la región, tanto civiles como eclesiales: iglesias, presbiterios, conventos, seminarios, obispados, centros sanitarios y hospitales, oficinas administrativos etc… Además de los daños a las cosas, la guerra ha dejado huellas profundas en las personas. La violencias sobre las mujeres, en particular, ha hecho crecer el número de personas enfermas de enfermedades de transmisión sexual, en primer lugar, el SIDA. La difusión de la pandemia ha hecho además aumentar con exceso el número de huérfanos. Y es precisamente la infancia la más afectada por la inseguridad alimenticia y la malnutrición que afligen al 15% de los niños de la región. En esta dramática situación, denuncia Mons. Vincent de Paul Kwanga, se observa una vuelta a prácticas paganas e incluso a formas de canibalismo. La Iglesia católica ha sido la víctima principal del saqueo sistemático realizado durante la guerra. Según el Obispo, de15 parroquias de la diócesis, sólo 3 se han salvado del saqueo. Las diversas facciones en guerra han transformado las escuelas en dormitorios y antes de irse las han saqueado. Como consecuencia, la tasa de escolaridad, ha disminuido por debajo del 30%, a pesar de las 83 escuelas primarias y de los 23 institutos de enseñanza secundaria presentes en la diócesis. El Obispo de Manono se hace intérprete de las necesidades de la población que se ve privada de todo, sobre todo en el campo sanitario. Según Mons. Vincent de Paul Kwanga, la población local quisiera poder recuperar la práctica de la pesca y la agricultura para resurgir económicamente. La Diócesis de Manono, erigida en 1971, es sufragánea de la archidiócesis de Lubumbashi. Se encuentra en la región del Katanga. Tiene una superficie de 45.000 km2, 296.850 habitantes, 152.158 católicos, 15 parroquias, 44 sacerdotes, 1 religiosa, 9 seminaristas mayores. Mons. Vincent de Paul Kwanga fue nombrado Obispo de Manono el 18 de marzo del 2005. En precedencia revestía el cargo de Director Nacional de las Obras Misionales Pontificias en la República Democrática del Congo.

Los comentarios están cerrados.