Congreso Eucarístico en Italia, presidido por el Papa.

(Agencia Fides) – Hoy por la tarde, sábado 21 de mayo, a las horas 17 se abre en Bari el XXIV Congreso Eucarístico Nacional, con el saludo del Arzobispo de Bari-Bitonto, Su Exc. Mons. Francesco Cacucci y la acogida del enviado Especial del Santo Padre, el Cardenal Camillo Ruini, Presidente de la Conferencia Episcopal Italiana, de los otros Cardenales, Obispos, Autoridad y Congresistas. El Santo Padre Benedicto XVI presidirá la Misa de conclusión del Congreso, domingo 29 de mayo, y dirigirá la oración mariana del Angelus. En la Carta enviada para la circunstancia al Card. Ruini, el Papa subraya “que este acontecimiento muy significativo para la Iglesia italiana se desarrolla en el contexto del especial Año de la Eucaristía, durante el que los católicos del mundo entero son estimulados a tomar renovada conciencia del gran don que nos dejó Cristo en la Última Cena… Particularmente actual es el tema elegido: ‘Sin el domingo no podemos vivir’, sobre el que está reflexionado la Iglesia en Italia para trazar eficaces vías de acción pastorales con vistas a redescubrir cada vez más el valor del Día del Señor, en el que se celebra el misterio de la Pascua, del que la Eucaristía es auténtico y perenne memorial». El Santo Padre concluye la Carta con estas palabras: «cuenta con estar presente en la Celebración Eucarística conclusiva del próximo domingo 29 de mayo, para rendir homenaje a Cristo en el Sacramento de su amor y para reforzar, al mismo tiempo, los vínculos de comunión que unen el Sucesor de Pedro con la Iglesia que está en Italia y a sus Pastores.» En el Año de la eucaristía, el tema del Congreso – ‘Sin el domingo no «’podemos vivir’ – está tomado de las palabras de los 49 mártires de Abitene. Su martirio se consumó bajo el emperador Diocleciano (304 d.C.) en una ciudad de la actual Túnez: al ser sorprendidos reunidos en el día del Señor, contraviniendo las disposiciones imperiales, los cristianos se dirigieron con valentía a la muerte declarando que no podían vivir sin celebrar el día del Señor. El Congreso Eucarístico quiere subrayar pues, de modo particular el domingo como día de la Eucaristía y resaltar que la Eucaristía dominical es el centro de la vida del cristiano y de la comunidad. El programa del Congreso prevé cada día la celebración de la Santa Misa en diversos lugares seguidos de la adoración del Santísimo Sacramento, catequesis, presentación de testimonios, mesas redondas, celebraciones y manifestaciones artísticas (representaciones teatrales, musicales…). Cada día se profundizará en una temática particular relacionada con el domingo: «Día del Resucitado – dono de la Trinidad» (22 de mayo) «Día de la fiesta-luz de la vida del hombre» (23 de mayo); «Tiempo de regeneración por la ciudad del hombre-naciente de un mundo nuevo» (24 de mayo); «Día de la reconciliación de los cristianos – San Nicolás de Bari, puente entre Oriente y Occidente», (25 de mayo); “Día de la caridad-pan de fraternidad» (26 de mayo); «Día del Iglesia-corazón del domingo» (27 de mayo); «Día de la Misión-La Virgen Maria Odigitria y Mujer Eucarística» (28 de mayo). El miércoles 25 de mayo tendrá lugar un encuentro ecuménico de oración en la Basílica de San Nicolás, el jueves 26 la Procesión Eucarística y la tarde de viernes 27 se tendrá lugar el Vía Crucis por las calles de la ciudad. También se ha preparado un especial «Aldeas jóvenes», dónde los jóvenes se reunirán para la oración, encuentros de formación e intercambio de experiencias. Se prevén 25.000/30.000 personas cada día, que llegarán a más de 300.000 con ocasión de la conclusión con el Papa, el sábado 28 y domingo 29 de mayo.

Los comentarios están cerrados.