El Papa bendice a los fieles desde la ventana del Gemelli

ROMA. 9 de marzo. Juan Pablo II se asomó hoy de nuevo a la venta de su estancia en el Policlínico Gemelli de Roma para bendecir a los fieles allí congregados para expresarle su solidaridad y rezar por su restablecimiento. El Papa apareció en su ventana del décimo piso del centro hospitalario después de que centenares de personas le hubieran aclamado con vítores y cantos durante varias horas. La masiva presencia de fieles en la explanada de acceso al Gemelli se debió al hecho de que todos los miércoles el Papa celebra una audiencia general en el Vaticano, suspendida en las dos últimas semanas por sus problemas de salud. El Papa Juan Pablo II pasó una noche tranquila en el hospital donde se recupera de una cirugía en la garganta, pero su vocero dijo que no había planes para que realizara algún acto público el miércoles, cuando suele realizar su audiencia semanal. El pontífice ha pasado casi dos semanas en la Policlínica Gemelli, de Roma, donde descansa y realiza ejercicios respiratorios y para el habla, luego de haber sido sometido a una traqueotomía en su más reciente crisis de salud. Las autoridades del Gemelli dicen que el Pontífice posiblemente sea dado de alta para el 20 de marzo, domingo de ramos, pero que se desconoce si habrá recuperado su voz, al menos lo suficiente como para dirigirse a los fieles o participar en las ceremonias de Semana Santa. Juan Pablo suele realizar audiencias el miércoles en el auditorio del Vaticano o, si el clima lo permite, en la Plaza de San Pedro, y en ellas suelen concentrarse miles de peregrinos. Sin embargo, el Papa no realizó la audiencia de la semana pasada y su vocero, Joaquín Navarro Valls, dijo a la prensa en el hospital que no se planeaba que el pontífice saludara siquiera a los fieles desde la ventana de su habitación en el hospital, como ha hecho en dos ocasiones anteriores. El martes, el Vaticano dijo que el Papa desea dar sus tradicionales bendiciones por la Pascua el domingo, pero no aclaró si estará presente en la Plaza de San Pedro. Las autoridades dicen que posiblemente sea dado de alta para el 20 de marzo, domingo de ramos, pero que se desconoce si habrá recuperado su voz, al menos lo suficiente como para dirigirse a los fieles o participar en las ceremonias de Semana Santa. Desde que Juan Pablo II fue operado el 24 de febrero, para insertarle una cánula en la garganta y facilitar su respiración, no ha hablado en público. En dos ocasiones, sin embargo, ha saludado a la gente desde la ventana de su habitación, en el décimo piso del hospital.

Los comentarios están cerrados.