JUAN PABLO II ENFRENTÓ A »IDOLOS FALSOS».

CIUDAD DEL VATICANO .- En la audiencia general de los miércoles, ante más de 13.000 personas, el Papa Juan Pablo II, leyó el salmo 61 -«Sólo en Dios está nuestra paz»- y habló de los «ídolos falsos» presentes en la sociedad de hoy que son contrarios a «la dignidad del hombre» y a la convivencia social. El Papa dijo que el hombre debe buscar la «salvación y la paz» en Dios, en lugar de guiarse por «la tríada diabólica» de «ídolos falsos», como la riqueza, la violencia y la rapiña. Hay otra confianza «que hace buscar la seguridad y la estabilidad en la violencia, en la rapiña y en la riqueza», explicó Juan Pablo II quien agregó que su llamado es claro: «No confíen en la violencia ni caigan en la rapiña ya que la riqueza, aunque abunde, no debe atacar el corazón». El segundo «falso dios contrario a la dignidad» es la rapiña, que se expresa en la extorsión, en la injusticia social y en la corrupción económica y política», aseguró el Papa. La «riqueza» es el tercer «dios falso» que ataca el corazón del hombre con la «esperanza falsa» de poder salvarse de la muerte y asegurarse un lugar de prestigio y de poder. «Sirviéndose de esta tríada diabólica el hombre se olvida que los ídolos se encuentran efímeros y también dañinos», concluyó Juan Pablo II.

Los comentarios están cerrados.