La Familia Española está gravemente enferma

El obispo de Alcalá de Henares y presidente de la subcomisión episcopal de Familia y Vida de la Conferencia Episcopal Española, monseñor Juan Antonio Reig Plà, ha hecho esta mañana una radiografía sin edulcorantes de la sociedad española, «gravemente enferma» por la crisis familiar. Ha sido durante la presentación de la Misa de las Familias, que se celebrará el 30 de diciembre en la plaza de Colón (Madrid).
Para cimentar su racionamiento, a veces con profundidad y lenguaje filosóficos, dio datos. Hay 50.000 matrimonios menos que en 1990. Ha habido 2,5 millones de divorcios desde que entró en vigor la ley que lo regula, en 1981. «El divorcio no es progreso, sino un fracaso. No hay nadie que se case para divorciarse». La ley del divorcio exprés ha duplicado el número de rupturas: una cada 4,7 minutos. Se han disparado la anticoncepción y las vasectomías (70.000 al año en España). Tenemos uno de los indicadores de fertilidad más bajos del mundo: 1,38 hijos por pareja, lo que significa que no hay recambio generacional. Solo en 2009 se produjeron más de 25.000 embarazos de mujeres menores de 19 años, de las que el 54 por ciento abortaron.
Desde 1985 ha habido casi 1,5 millones de abortos provocados. En la actualidad se dan 110.000 abortos anuales. España es el país de la UE donde más ha crecido el número de abortos en los últimos diez años. Los centros de planificación del Estado acaban siendo «de anticoncepción». Sobre la violencia machista, Reig Plà dijo: «La sociedad debe estar enferma para que no se respete a la mujer ni la fidelidad dentro del matrimonio». Otro síntoma de esta «sociedad enferma» es que «cada vez hay más ancianos solos». 300.000 mayores viven en residencias y 1,5 millones de personas de más de 65 años están sin compañía, de las que 245.000 tienen más de 80 años. A esto hay que sumar los casi cinco millones de parados.
La juventud, según ha indicado, no es toda como la de la Jornada Mundial, que demostró que «hay un modo alternativo de vivir». En España, uno de cada tres estudiantes de entre 18 y 24 años abandona las aulas. Son de los que más drogas consumen a escala europea. El 95 por ciento de padres afirma haber sorprendido a sus hijos accediendo a pornografía en internet, y la pornografía es «una enfermedad cultural».

Soluciones
La Iglesia ofrece respuesta a las mencionadas plagas: la ayuda y formación para que cada uno se convierta en una persona verdaderamente cristiana, de tal manera que se formen familias de raíz genuinamente católica. Esa es «la gran respuesta a la crisis de humanidad».
Más allá de los cambios de gobierno, la Iglesia persevera «anunciado el bien, promoviendo la vocación al matrimonio y la apertura a la vida». Pero «en España sobra estatalismo y falta más sociedad». El Estado «no tiene por qué entrar en la generación propia de la vida matrimonial ni en la construcción de las familias, sino que debe ayudarlas».
La Misa de la Familias se celebrará bajo el lema «Gracias a la familia cristiana. ¡Hemos nacido!». Tendrá carácter europeo y se celebrará con más austeridad, ha señalado la secretaria general de la provincia eclesiástica de Madrid, María Rosa de la Cierva.

Los comentarios están cerrados.