La Iglesia siempre defenderá la vida

Lima, Perú.- Un representante de la Iglesia católica de nuevo hace un fuerte pronunciamiento en defensa de la vida. En esta ocasión fue el recién nombrado Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana y Arzobispo de Ayacucho, Mons. Salvador Piñeiro García, quien en entrevista con un medio de comunicación católico -según ha informado el Sistema Informativo Semanal del Episcopado Peruano-, ha manifestado que la Iglesia siempre defenderá la vida y rechaza todo lo que atente contra ella.
Mons. Salvador Piñeiro dijo que "arrancar la vida es el pecado más triste, que lacera el alma" En el diálogo con el medio de comunicación, haciendo una especial mención sobre el aborto terapéutico, el Presidente del Episcopado Peruano dijo que la Iglesia siempre luchará contra el aborto en todas sus formas. "Arrancar la vida es el pecado más trsite, que lacera el alma, porque es quitarle la vida al inocente", destacó.
Continuando, fuertemente agregó: "Sé que estoy contracorriente, más fácil para mí sería enseñar lo contrario, pero alcanzaría un aplauso barato y no sería seguidor de Jesús".
Asimismo, expresó que "parecen palabras de archivo" el hablar de fidelidad, de fecundidad y de la educación de los hijos en el amor, y reiteró la importancia de hablar sobre el don de la vida "desde el inicio hasta el final" y de no aceptar ni el aborto, ni la eutanasia.
El Arzobispo de Ayacucho también aprovechó la ocasión para llamar a los fieles peruanos a "anunciar la esperanza con un corazón que ame y que esté al servicio de los demás", así como ser fieles constructores de paz y de reconciliación.
Jóvenes promotores de la vida
También, en lo referente al tema de la defensa de la vida, Cáritas Puno, en Perú, promovió el pasado fin de semana -11 y 12 de febrero- unos talleres sobre las consecuencias del aborto en las mujeres. Los talleres se destinaron a grupos juveniles de las parroquias "Pueblo de Dios" y "Señor de los Milagros".
Esta iniciativa, como expone el Sistema Informativo del Episcopado Peruano, hace parte del proyecto "Prevención del riesgo de aborto en adolescentes y sus familias, de las ciudades de Puno y Juliaca", que tiene por objeto formar a jóvenes sobre el valor de la vida, para que ellos sean multiplicadores entre otros jóvenes de la defensa de la vida desde la concepción hasta la muerte natural.
El proyecto, que es financiado por la Campaña de Solidaridad Compartir, también es promovido por la Mesa Temática de la Juventud de Puno, que es un espacio que agrupa diversas organizaciones juveniles, y donde se fomenta el diálogo sobre las diferentes problemáticas de los jóvenes, para así incidir en las políticas públicas que involucran a la juventud
Con información del Sistema Informativo Semanal de la Conferencia Episcopal Peruana.

Los comentarios están cerrados.