MADAGASCAR: todavía inundada en un 80%

(Agencia Fides) – «Un mar de fango y agua ha invadido la gran mayoría de las casas de los barrios cercanos al mar» dice a la Agencia Fides el p. Leonardo, director ad ínterin del noticiario de Radio Don Bosco de Madagascar, hablando desde Tulear, al sur occidental de Madagascar (México). La ciudad, conocida también con el nombre de Toliara, ha sido golpeada por un ciclón y luego por lluvias torrenciales. «Todo comenzó la noche del viernes 21 al sábado 22 de enero, cuando el ciclón «Ernest» golpeó la parte sur occidental de Madagascar, invistiendo de lleno en la ciudad, abatiendo árboles y arrastrando casas» dice el p. Leonardo. «Los problemas mayores se produjeron algunos días después, cuando comenzó a llover ininterrumpidamente durante 3-4 días. El 80% de la ciudad está inundada. En algunos puntos de Tulear el agua todavía llega a un metro de altura. En la ciudad ha habido 4 o 5 muertos causados por el ciclón y las lluvias.» Hay una serie de causas que han determinado este desastre. En primer lugar la ciudad carece de alcantarillados y canales para las aguas. Luego Tulear surge sobre un terreno arcilloso que no absorbe el agua. Los habitantes afirman que incluso en condiciones normales la lluvia se estanca en las calles durante días y que sólo la evaporación debida a la radiación solar logra secarlas» explica el p. Leonardo. «Entre las estructuras dañadas se encuentran también las de una de las dos misiones salesianas de la ciudad. La primera se encuentra en una zona elevada y no ha sufrido particulares problemas, mientras que la otra ha padecido daños notables: el centro profesional está todavía inundado así como los campos deportivos dónde hay al menos 30 centímetros de agua» dice el misionero. «Los misioneros salesianos están proveyendo a proveer tiendas a las personas que tienen todavía la casa inhabitable. El Programa Alimentario Mundial (PAM) y de la Cruz Roja han enviado ayudas comestibles y sanitarias». «También otras estructuras eclesiales han sufrido daños, entre ellas, la Catedral, que todavía está inundada» afirma el p. Leonardo. «Para evitar en el futuro otras tragedias similares habría que dotar a la ciudad de un sistema del alcantarillado, pero, por desgracia, no parece que haya fondos disponibles. La gente pues trata de arreglarse como puede. Los salesianos por ejemplo, están pensando en cavar un pozo muy profundo en los campos deportivos de su misión para que fluya el agua en exceso.» Tulear que tiene una población de unos 100.000 habitantes es la capital de la provincia de Toliara, que ha sido investida por el ciclón «Ernest» que ha provocado en total 15 muertos, 63 desaparecidos y casi 8.000 personas sin techo.

Los comentarios están cerrados.