Mensaje Episcopal por Elecciones en Venezuela.

Caracas, Venezuela (FD).-En un comunicado que precede el proceso de elecciones regionales que se celebrará en el país el próximo 31 de octubre, la Conferencia Episcopal Venezolana exhortó al CNE a actuar de forma justa y transparente para lograr el éxito en los comicios. Asimismo, le recordó a los rectores del organismo, la necesidad de actuar con imparcialidad, sin favorecer a unos en detrimento de otros: «…la obligación de votar, que exige elegir en conciencia, presupone la responsabilidad del Consejo Nacional Electoral, el cual, como organismo de servicio público, debe brindar las condiciones legales y administrativas que, sin excepción, respeten ese derecho a todos. La razón de ser un poder electoral autónomo conlleva una imparcialidad, el no favorecer a unos en detrimento de otros…». Comunicado de la CEV:

1.- En ocasión de los procesos electorales, el Episcopado Venezolano acostumbra dirigir una palabra a los fieles y personas de buena voluntad. Ante la proximidad de las elecciones regionales y municipales, los Obispos miembros de la Presidencia de la CEV, queremos recordar que el ejercicio del voto es un derecho y un deber. En efecto, la condición de ciudadano nos llama a participar para que seamos miembros activos y no espectadores pasivos en las decisiones que nos atañen a todos.

2.- Pero la obligación de votar, que exige elegir en conciencia, presupone la responsabilidad del Consejo Nacional Electoral, el cual, como organismo de servicio público, debe brindar las condiciones legales y administrativas que, sin excepción, respeten ese derecho a todos. La razón de ser un poder electoral autónomo conlleva una imparcialidad, el no favorecer a unos en detrimento de otros. De allí la necesidad de que su composición sea plural en todos los niveles, y la conveniencia de que sus decisiones sean unánimes en lo posible, para que la población tenga confianza en que está ante un árbitro justo y equilibrado, que debe dar respuestas a las cuestiones de fondo de los ciudadanos, garantizar mecanismos transparentes, ayudar a crear un clima más positivo, a fin de estimular la mayor participación.

3.- En el momento actual venezolano, la dirigencia política debe estimular responsablemente dicha participación y no hacerle el juego a las cuotas de poder, individuales o partidistas, que distorsionan el sentido y ejercicio de la función pública. Es fundamental y urgente recuperar la importancia de una vida política coherente con los postulados democráticos, que no defraude las expectativas de la gente, en particular de los más pobres, y que sea fiel a los principios de la dignididad de la persona humana y el bien común.

4.- Pedimos a Nuestro Señor, y ponemos este reugo bajo la intercesión de la Virgen María, para qu etodos, autoridades y ciudadanos, sector público y privado, trabajemos por fomentar una sociedad basada en la verdad, la libertad y la justicia, a fin de fortalecer la democracia en bien de todos los venezolanos. Con nuestra bendición.

Baltazar Enrique Porras Cardozo, Ubaldo Santana Sequera, Jorge Urosa Savino, José Luis Azuaje Ayala.

Los comentarios están cerrados.