Obispos de E.E.U.U. defienden derechos de Ley de Conciencia

Washington (Gaudium Press) "Nunca antes la ley federal obligó a los ciudadanos a comprar lo que viola sus profundas creencias y convicciones éticas. Pero ahora la Administración nos obliga a actuar como si el embarazo fuera una enfermedad que debe evitarse a toda costa. Para muchos estadounidenses esto significa elegir entre violar nuestra conciencia y renunciar a la salud, literalmente, un dilema intolerable"; con estas palabras la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB), desde su página web, ha expresado su rechazo por la reciente decisión del gobierno federal estadounidense que obligaría a escuelas, hospitales y organizaciones caritativas católicas a pagar por los anticonceptivos en sus planes de salud en contra de sus convicciones morales, y a los seguros privados católicos ofrecer anticonceptivos y esterilizaciones para los trabajadores.
Razón por la cual, la USCCB, apoyando una Campaña del "National Committe for Human Life Amendment- NCHLA" (Comité Nacional para la Enmienda de la Vida Humana), invita a los católicos y personas de buena voluntad del país a escribir al Congreso para que apoyen el respeto de los derechos de la Ley de Conciencia (H.R. 1179, S. 1467), con la que se permitiría que personas que participen en el sistema de salud se reserven el derecho para ofrecer, comprar o inscribirse en un plan de salud que sea coherente con sus creencias religiosas y convicciones morales.
"Por favor, apoye el respeto de los derechos de la Ley de Conciencia (H.R. 1179, S. 1467). Esta medida asegura que los derechos de conciencia de todos los participantes en nuestro sistema de salud del país sean respetados", es el mensaje que recibirán los congresistas a través de la campaña.

Campaña.jpg

Por medio del enlace http://www.usccb.org/issues-and-action/religious-liberty/conscience-protection/index.cfm, el Episcopado Estadounidense insta para que los ciudadanos se informen sobre lo que implica la nueva decisión del gobierno federal, expresen su desacuerdo enviando el mensaje al Congreso para que se proteja la Ley de Conciencia, y multipliquen la campaña para que más personas se sumen a la iniciativa.
La decisión del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS)
El pasado 20 de enero el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (HHS), reafirmó una regla que indica que prácticamente todos los planes privados de atención de salud, deben incluir esterilizaciones y anticonceptivos. Los procedimientos ya habían sido incluidos en la lista de los "servicios de prevención para las mujeres" en agosto del 2011, y la norma entrará en vigor el próximo 20 de agosto.
Bajo esta ley, y según ya ha anunciado el HHS, las Iglesias estarían exentas de pagar planes de salud que incluyan los anticonceptivos, pero hospitales, organizaciones caritativas y escuelas católicas sí tendrán que hacerlo. La única concesión, según ha dicho también el HHS, será para los empleadores, que tendrán hasta agosto del 2013 para cumplir con la normativa.
Mons. Dolan declaró que "el presidente está diciendo que tenemos un año para encontrar la manera de violar nuestra conciencia"
El Mons. Timothy Dolan, Arzobispo de Nueva York y Presidente del Episcopado Estadounidense -citado en información de la USCCB- una vez conoció el anuncio dado por el Departamento de Salud y Servicios Humanos señaló que "en efecto el presidente está diciendo que tenemos un año para encontrar la manera de violar nuestra conciencia", agregando que ello es una agresión a la libertad religiosa.
4.jpg
Asimismo, el Cardenal manifestó que los obispos del país se comprometerán para "trabajar con nuestros conciudadanos para reformar la ley y modificar el presente injusto reglamento".
Con la nueva norma anunciada el pasado 20 de enero, los planes de salud privados incluirán servicios obligatorios de esterilización, todos los métodos anticonceptivos aprobados por la "Food and Drug Administration" (FDA) y la "asesoría" para promover estos procedimientos entre las mujeres en edad reproductiva.
Con información de la USCCB.
Sonia Trujillo Gaudium Press

Los comentarios están cerrados.