Vi al Papa llorar

(Gaudium Press) Conmovedor fue el encuentro en Malta del Papa con ocho de las víctimas de abusos sexuales que involucran a miembros del clero en ese país. Tanto, que según refiere una de ellas, el Papa lloró de emoción, según reporta la agencia Ansa.

Benedicto XVI «apoyó su mano sobre la cabeza de algunos de los participantes del encuentro, bendiciéndolos. Me sentí liberado y aliviado de un gran peso» declaró Lawrence Grech, una de las víctimas y participante de la reunión.

 

Grech afirmó que «no iba más a las misas y había perdido la fe», pero que ahora se siente «un católico convicto», tras decir que el encuentro con el Papa ha sido «el mayor presente que recibí después del nacimiento de mi hija».

 

Por su parte el Papa manifestó su «consternación» ante los episódios y «la vergüenza y el dolor por aquello que las víctimas y sus familias sufrieron».

La reunión tuvo lugar en la tarde de ayer -en la Nunciatura Apostólica, en Rabat- tras la celebración eucarística ocurrida en la Plaza de los Graneros en Floriana.

Los comentarios están cerrados.