El Martes comienza proceso de beatificación de Juan Pablo II

La diócesis de Roma abrirá el martes 28 el proceso de beatificación de Juan Pablo II, primer paso hacia la santidad, menos de tres meses después de la muerte del carismático Papa polaco a sus 84 años. Una celebración en la basílica San Juan de Letrán presidida por el cardenal Camilo Ruini, vicario de Roma, marcará la apertura de la investigación diocesana sobre «la vida, las virtudes y la reputación de santidad del servidor de Dios Juan Pablo II´´. La beatificación ya fue anunciada el pasado 13 de mayo por el papa Benedicto XVI, su sucesor, sin esperar el plazo mínimo reglamentario de cinco años para este proceso. Sin embargo, a pesar de las banderolas «Santo ya´´ que blandían los fieles en la plaza de San Pedro durante las exequias de Juan Pablo II el 8 de abril, Karol Wojtyla tendrá que superar, como todos los candidatos póstumos a la santidad, la prueba del juicio. El tribunal diocesano, presidido por el cardenal Ruini, trabajará a puerta cerrada y procederá como cualquier instancia judicial: investigación, audiencia de testimonios y expertos y examen de documentos para buscar hechos susceptibles de establecer que la vida del Juan Pablo II es digna de ser propuesta como ejemplo a los fieles. El proceso deberá esclarecer si se puede atribuir a Juan Pablo II un milagro póstumo, una curación que la medicina no puede explicar, como signo de su brillantez espiritual más allá de la muerte. Aunque no constituyen pruebas decisivas según las reglas del procedimiento, los testimonios de milagros realizados en vida constarán en el dossier. El arzobispo Stanislav Dziwisz, su secretario particular, explicó que en 2002 un norteamericano que sufría de un tumor de cerebro fue curado tras recibir la comunión de manos de Juan Pablo II. El cardenal italiano Francesco Marchisano dejó entender que fue curado de un problema en la garganta por el Papa polaco. Los fieles están invitados a transmitir al postulador de la causa de beatificación -que desempeña el papel de un abogado-, el padre polaco Slawomir Oder, todo elemento susceptible de enriquecer el dossier, y se abrió una página web para permitir a cada uno informarse. Tras la fase diocesana, todos los datos serán transmitidos a la Congregación del Vaticano para la causa de los santos y finalmente serán sometidos a la ratificación del Papa. Juan Pablo II se beneficiará de la aceleración del proceso de beatificación que él mismo inició. Mientras que antes hacían falta a veces siglos para lograr una canonización, en su pontificado se realizaron algunas beatificaciones relámpago, como las de Josemaría Escrivà de Balaguer, fundador del Opus Dei, muerto en 1975, beatificado en 1992 y canonizado en 2002, y la de la madre Teresa, muerta en 1997 y beatificada en 2003. Durante sus 26 años de pontificado, Wojtyla batió todos los récords beatificando a 1.338 personas y proclamando 482 nuevos santos, contra los 302 designados en los cuatro siglos precedentes.

Los comentarios están cerrados.