INDIA:»Que gobierno mantenga compromisos adquiridos».

Mons. Jude Paulraj, Obispo del Tamil Nadu, dice a Fides: «Que el gobierno mantenga los compromisos adquiridos y cancele la ley anti-conversión». Una medida anunciada debería haber revocado en Tamil Nadu la ley anti-conversiones: pero el gobierno no ha mantenido las promesas expuestas. Los cristianos piden que tenga lugar lo antes posible y que la ley, discriminatoria hacia las minorías religiosas, sea oficialmente retirada. Es uno de los puntos tratados en un coloquio con la Agencia Fides por Mons. Jude Paulraj, Obispo de Palayamkottai, diócesis en el estado del Tamil Nadu (India meridional). La ley anti-conversiones, también adoptadas en otros estados de la India, prevé que, si una persona quiere cambiar el culto que profesa, tiene que someterse a la criba y ser autorizados por un magistrado: una patente violación de la libertad de conciencia, según opina los activistas para los derechos humanos, las asociaciones civiles y religiosas. Aún siendo una minoría, la comunidad católica trabaja mucho en el campo de la defensa de los derechos humanos, sobre todo de los sin casta: “Hemos sufrido durante el gobierno del Baratiya Janata Party (BJP) – explica a Fides el Obispo – que animó el fundamentalismo hindú y los grupos que han atacado las minorías religiosas y han desatado violencias en toda la India. Pero también nosotros cristianos tenemos que hacer un examen de conciencia y desanimar el proselitismo de algunas sectas. Lo importante es apoyar siempre un estado secular en el que se asegure la plena libertad de conciencia y religión.» Mons. Paulraj afirma: «Nuestro servicio social no busca fines secundarios, es una ayuda gratuita a la persona, que los fieles católicos a menudo realizan voluntariamente: pienso en todas las religiosas que trabajan en las escuelas, en los orfanatos, en los laicos comprometidos en diversas obras sociales que la Iglesia administra, en los sacerdotes que dedican su vida al servicio de la instrucción, especialmente en favor de los sin casta. El sistema de las castas, aunque haya sido oficialmente abolido, todavía está presente en India, y la Iglesia se afana por construir una sociedad justa y fraterna, sin discriminaciones de ningún género». La comunidad católica administra en la diócesis de Palayamkottai 11 institutos educativos, 49 centros de servicios sociales, asistiendo a personas de todas las religiones y clases sociales. «Nuestras relaciones con las autoridades civiles – concluye el Obispo – son cordiales, aunque vivimos nuestras dificultades y sufrimientos. Rezo para que siempre mantener la esperanza de que nos haga capaces de afrontar los sufrimientos y dar un sentido a nuestra existencia».

Los comentarios están cerrados.